Copy


 
Buen dia!
 
¿Cómo va? ¡Espero que estés bien! Bienvenide a “Contrato social”, el newsletter de Primera Generación desde donde te acercaré información y algunas reflexiones vinculadas a la política doméstica.

JXC: entre la responsabilidad política y el oportunismo

Desde la declaración de emergencia sanitaria y las medidas de aislamiento, social, preventivo y obligatorio (ASPO), la oposición referenciada en Juntos por el Cambio potenció una estrategia de acción diferenciada entre los dirigentes con responsabilidad de gestión y aquellos que quedaron por fuera de la toma de decisiones estatales. Similar al muñeco Krusty de Bart, en aquel recordado episodio de los Simpson, JXC oscila sus intervenciones públicas entre el modo “responsable” y el modo “desobediente”.

La bipolaridad de JxC tiene referentes públicos bien concretos. El equipo de los responsables está integrado por los intendentes, gobernadores y el propio Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. Figuras que trabajan en sintonía con el Poder Ejecutivo Nacional en la gestión de la pandemia, que comparten conferencias de prensa y resaltan la necesidad de coordinar acciones más allá de las diferencias. Discretos defensores de la cuarentena, estos dirigentes supieron subirse a la estrategia sanitaria del poder ejecutivo nacional y así compartir costos y riesgos.

Sin embargo, dentro del mismo cuerpo político se encuentran expresiones no sólo diferentes sino, en algunos casos, contradictorias: el equipo de los desobedientes. Con referentes de altísima exposición pública y respaldados por Mauricio Macri, dirigentes como Patricia Bullrich, Fernando Iglesias, Laura Alonso, Waldo Wolf, entre otros, protagonizan la contraofensiva desobediente a las medidas de aislamiento y distanciamiento social promulgadas desde el comienzo de la emergencia sanitaria.

En muchos casos con declaraciones en los márgenes de la democracia y utilizando como plataforma  Twitter y los medios de comunicación, estos referentes interpelan directamente al núcleo duro de votantes de JxC. Con mistica Bolsonarista, convocan grandes manifestaciones en los centros urbanos en defensa de la libertad y una batería heterogénea de consignas que surgen de la libre interpretación de sus concurrentes.
 
La distancia notoria entre los modos trajo aparejada una serie de desencuentros dentro de la alianza, que sin embargo, no repercutieron en rupturas en su interior. Y esto puede explicarse porque la estrategia del doble frente lejos de ser una novedad es parte de la identidad de JxC.

Verán, JxC es un espacio bastante heterogéneo en cuanto al origen de las fuerzas que lo constituyen. Dentro de la alianza convergen el núcleo duro del PRO con Marcos Peña a la cabeza, los sectores venidos del peronismo con figuras como Frigerio y Monzó y la UCR y sus gobernadores. Cada uno de estos espacios tiene su propio caballito de batalla y sus estrategias en torno a eso. El radicalismo juega con declaraciones altisonantes para reafirmar su presencia territorial, pero sabe moderar el tono cuando el número de contagios en sus provincias se vuelve preocupante. El núcleo duro del PRO se mueve en los márgenes de la institucionalidad sin la mochila de la gestión en su espalda, capitalizando  sus relación con los medios de comunicación y explotando uno de sus mayores logros:  la minoría intensa que supo captar, altamente movilizada y profundamente antiperonista.

A través de este recurso, Patricia Bullrich, Fernando Iglesias, Laura Alonso y todo el equipo de tuiteros del JxC, desarrollan su estrategia de presión y extorsión como respuesta a diferentes medidas impulsadas por el Ejecutivo Nacional, desde la fallida expropiación de Vicentin hasta la reforma judicial. Con discurso al borde de lo reaccionario interpelan directamente a los sectores más conservadores y antiperonistas de la sociedad.

Finalmente, está el grupo de los “moderados” que tiene como principal referente a Horacio Rodriguez Larreta, quien a pesar de ser uno de los fundadores del PRO parece más cómodo con las propuestas centristas, que apuntan a amplificar no sólo la base electoral sino también el espacio político. En este berenjenal de intereses y formas, el jefe de la Ciudad de Buenos Aires hace equilibrios entre la estrategia necropolítica de los desobedientes y la política del cuidado del Poder ejecutivo Nacional.

El ganador de la pandemia

Mas allá de las incomodidades que pueden representar su rol de equilibrista, no hay muchas dudas de que Horacio Rodriguez Larreta es el gran ganador de la pandemia (en términos políticos, claro). Su lugar en las encuestas lo muestra en los más alto a nivel Nacional, por encima del presidente Alberto Fernandez y lejísimos del resto de sus compañeros del Frente.

La exposición pública que implicó el trabajo coordinado entre la CABA y el gobierno nacional  lo catapultaron a nivel país, llevando su imagen a todos los rincones del territorio, así como su acoplamiento a las política del cuidado a nivel nacional le permitieron solapar la ausencia de gestión social de la pandemia por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Todo esto fue acompañado por un blindaje mediático que trasciende la grieta comunicacional y le permite al jefe de gobierno capitalizar la pandemia mejor que cualquier otro actor político.

El liderazgo de Macri y la vuelta de Marquitos

La vuelta a escena de Marcos Peña como asesor ad honorem del jefe de gobierno porteño, es una señal de paz y unidad entre los moderados y los desobedientes. Este puente entre Horacio Rodriguez Larreta y el ex presidente Mauricio Macri suaviza las tensiones por el liderazgo de JxC y marca tajantemente las diferentes funciones que desempeñan cada uno dentro del espacio: Larreta como el futuro candidato a presidente de la fórmula y Mauricio Macri como el líder remoto de Juntos por el Cambio.

Está claro que esto recién empieza, la irrupción de Lilita Carrio pidiendo moderación a los desobedientes y el silencio de Maria Eugenia Vidal muestra a las claras que aún  quedan muchas relaciones por recomponer y que las disputas por el liderazgo está lejos  de saldarse del todo.
 
Para terminar quiero compartirte lo que escucho mientras escribo esta nota, en esta oportunidad me acompaña The Coral . Espero que te guste,
 
Hasta la próxima.

Sol Rossa

Soy politóloga y maestranda en Sociología Económica en la Unsam. Escribo sobre lo que me interesa: politica y desarrollo económico. Si te gustó el artículo podes hacer un pequeño aporte a la revista aquí
¿Querés que esta info te llegue siempre? Dale click al botón de abajo y suscribite a este Newsletter. Si te gustó lo que leíste, podés compartirlo con tus amigos
Suscribite!
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Website
Website
Instagram
Instagram
Share Share
Tweet Tweet
Forward Forward
Copyright © 2020 Revista Primera Generación, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by Mailchimp