Copy

Tito, sinónimo de unidad

¡Buenas! ¿Cómo te va?, ya mitad de semana y en esta oportunidad te vengo a traer un tema apasionante. Por ahora se podría decir que con la Turquía de Erdogan y la Francia de De Gaulle vengo trayendo representantes que coquetean mucho con la #TerceraPosición, discutible. Pero en esta oportunidad te traigo uno que tiene el carnet de miembro honorifico de esta corriente, hoy te traigo al picante Josip Broz, más conocido como el Mariscal Tito.

¿Cuál es el anzuelo para hablar de un personaje icónico del siglo XX?, las elecciones montenegrinas que se sucedieron este domingo 30 de agosto. La contienda electoral dio mucha tela para cortar con una victoria amarga para el oficialismo, pero hay algunos ingredientes que le dan mucho color a este contexto electoral. Desde la composición étnica de los Balcanes, pasando por la Yugoslavia de Tito hasta llegar a las guerras y la actualidad de la zona. Seguime chango.


Moldeando a los eslavos del sur

Previo a encarar la historia de la Yugoslavia de Tito es importante señalar ciertas cuestiones que se pueden observar a lo largo de la historia en la península balcánica. Encuentros que terminaron en acuerdos y desencuentros que llevaron a la guerra, las tierras balcánicas se caracterizaron por la lucha interna donde por momentos se ponderaba la religión (cristianismo ortodoxo vs islam) y por otros el rencor propio por la lucha y pérdida de poder (serbiocroatas vs bosnios).

En principio, estas tierras fueron ocupadas por los eslavos que venían del norte de Polonia, en paralelo a la caída paulatina del Imperio Romano. Copan el Báltico, pero comienzan a ser influenciados por otras etnias asentadas hace años en esa zona, lo que hoy sería Croacia recibe la influencia del catolicismo romano, mientras que la hoy Serbia (Montenegro) incorpora el cristianismo ortodoxo de Grecia. Para el año 1000, la religión está en la primera plana, se produce una gran rivalidad entre católicos y cristianos ortodoxos en lo que se conoció como el Gran Cisma. Por su parte, la zona de Bosnia-Herzegovina es invadida por los turcos (Batalla de Kosovo, 1389) y con ella llega el islam. A este último acontecimiento hay que agregarle que los “bosnios” eran en su mayoría rumanos y húngaros, y previo a la invasión turca eran la mano de obra de los ducados de la zona, post-invasión turca logran un crecimiento económico importante y pasan a ser doblemente “mal vistos”: por el islam y por ser la nueva elite comercial.

Con esta cantidad de influencias disimiles el territorio resulta ser fuertemente convulso. Pero, ¿en qué momento pueden confluir en la unidad yugoslava con semejante quilombo? Hay algunos antecedentes pre-Tito, pero uno resulta ser el más significativo y es el Reino de los Serbios, Croatas y Eslavos que fue durante el periodo de entreguerras (1918-1929) y luego pasó a nombrarse Reino de Yugoslavia (1929-1941). Acá ya aparece la palabra Yugoslavia que significa eslavos del sur y es algo que va a tomar Tito para moldear la idea de unidad en un territorio agitado como el Balcánico.


Todos unidos triunfaremos
 

Nacido en Croacia (Kumrovec, 1892) en la frontera con Eslovenia, hijo de padre y madre campesinos, y el séptimo de quince hermanos (sobrevivieron siete) tuvo una infancia complicada de muchas necesidades insatisfechas. Hay quienes dicen que esto último explica en gran parte su devoción por los autos de lujo, el buen vestir y lo impoluto de su porte años más tarde.

Caminó mucho Europa, fascinado con Checoslovaquia y Austria, laburo desde mesero hasta en fábricas donde se trabajaba la metalmecánica. Sabía de electricidad lo que le sirvió mucho en su estadía en prisión para ganarse el visto bueno de sus carceleros (1928-1934). Para finales de los 30’s hay una purga importante de comunistas en Yugoslavia promovida por Stalin (Stalinistas vs Trotskistas), quien era el Jefe de la Liga de Comunistas Yugoslavos, Milan Gorkic, es acusado de trotskista ante la policía secreta rusa (se dice que el propio Tito lo denuncia, meses más tarde se convierte en su sucesor).

Antes de continuar y para que se comprenda la interna que se presentaba en la zona balcánica, es importante referirse a los Ustachas y a los Cheltniks. Los primeros oriundos de Croacia, toman relevancia en el periodo donde los nacionalismos disfrutaban de una importante resonancia en el continente y llegan a tener el mando de Croacia con el tutelaje de Hitler y Mussolini allá por finales del 30. Este periodo se da con el estallido de la 2da Guerra Mundial y la posterior caída de Francia. Los ustachas persiguieron, torturaron y asesinaron a serbios, bosnios, montenegrinos, ya sean partisanos o cheltniks. Estos últimos eran las milicias monarcas que sirvieron previo a la llegada del fascismo (nazi-ustacha) en la zona. De corte más bien conservador-monárquico, a la hora de combatir a los fascistas tuvieron fuertes diferencias con los partisanos de Tito.

Durante la invasión de los nazis, Tito logró forjar su liderazgo a base de la camaradería manteniéndose a la par de los suyos, una muy buena cintura política en las relaciones internacionales y consolidando sus cualidades militares. La fuerte resistencia comienza en la primavera del 41 con la invasión nazi. Hitler tenía en mente una rápida sumisión por parte del pueblo eslavo, pero se llevó una gran sorpresa con la resistencia partisana en las montañas bosnias y la resistencia Cheltnik (en un principio) en los bosques serbios. Para el verano del 42 parecía que el nazismo iba a lograr la victoria definitiva, logrando acorralar a los partisanos yugoslavos que se vieron obligados a realizar lo que luego se conoció como la Gran Marcha. Esto fue una marcha de 300 kilómetros en sentido al Mar Adriático con escasos recursos, tan escasos que llegando a las costas ya se habían clavado a todos los caballos que tenían. Logran zafar porque mientras Tito negociaba un armisticio con los generales nazis (que nunca se concretó), por otro frente lograba romper las defensas Cheltniks en Bosnia-Serbia (Sí, te dije que era un quilombo de varias facciones y varios frentes).

El año 1943 es un año crucial para la 2da Guerra Mundial, aquí se dan las derrotas alemanas en el frente este (Por ejemplo, Stalingrado), la resistencia partisana en Yugoslavia seguía ofuscando el control absoluto del nazismo y esto fue lo que llamó la atención de Churchill. En un momento donde los recursos escaseaban la primera soga que recibieron los partisanos yugoslavos no vino de Stalin sino de Churchill que veía a los muchachos y muchachas de Tito como un serio contrapeso al poderío alemán en el sureste europeo. El apoyo soviético llegaría un año después (1944).

La tercera posición yugoslava

Finalizada la 2da guerra mundial, se da un éxodo enorme de ustachas croatas que huyen de la purga partisana, lo mismo pasa con los Cheltniks. En su primer discurso post-GM el Marsical Tito dice: “Antes la guerra que la sumisión” y esta frase es algo que marcaría a fuego el posicionamiento de su Yugoslavia frente a los dos polos que se perfilaban en el plano internacional.
Por una parte, tenías a Stalin que en reiteradas ocasiones mandó a matar a Tito, ya en la 4ta oportunidad Tito le envía una carta a Stalin que reza: “Si me mandas un 5to asesino, yo te mandaré uno a ti y no fallará”. Picante. Eso más bien en el plano “personal”, en cuanto a la gestión de la política doméstica, Josip olfateó que el Este iba a buscar imponerse en la política yugoslava con lo cual rápidamente jugó la carta de la colectivización de las tierras antes de que los soviéticos lo utilicen como una demanda para erosionar su legitimidad socialista. A la vez se mandaba una caza de stalinistas en el Estado Yugoslavo que lleva a construir la cárcel de Goli Otok (isla croata), no todo es color de rosa. Este desaire del Mariscal a Stalin se plasmaría también en la política externa con el intento de creación de una nueva Federación conformada por Yugoslavia y Bulgaria (1948), pero que Josip Broz cortó de cuajo, lo entendía como una manera de intromisión en los asuntos yugoslavos por parte de la URSS. La respuesta soviética no se hizo esperar y Yugoslavia era expulsada de la Kominform. Años más tarde, la relación con los soviéticos parecía que tomaría un nuevo rumbo con la llegada de Nikita Jrushchov en el ’55 pero las tensiones continuarían con la no-adhesión de Yugoslavia al Pacto de Varsovia, pacto que resultaba ser la respuesta a la conformación de la OTAN.

Por otro lado, tenemos a Churchill y el frente occidental, con el que también mantuvo esa distancia preventiva para no quedar aferrado a los intereses de un bloque. Un gran ejemplo de esto es una anécdota que cuenta Tito, que Churchill al enterarse de que el mandatario yugoslavo había ido a Moscú lo llamó enojado y le dijo:

“Me enteré que fuiste a Moscú, ¿cómo no me avisaste?”

A lo que el Marsical le responde: “Me enteré que fuiste a Canadá, ¿cómo no me avisaste?”

De todas maneras, Josip siempre jugó con Occidente la carta de “País socialista diferenciado de la URSS” en busca de apoyo económico y militar. Así como con la URSS, la relación con Occidente siempre tuvo sus idas y vueltas, y con una postura más bien defensiva para no socavar su autonomía. El mayor ejemplo es la conformación del Movimiento de Países No Alineados (1961) donde el anfitrión fue la Yugoslavia de Tito (Belgrado) y reunió a más de 25 países, llegando a lograr la adhesión de 70 países más hasta su muerte en 1980 (hoy lo conforman 120 países).

La política doméstica yugoslava tuvo momentos de sobresaltos motorizados por las complicaciones económicas (sobre todo en los 50s) pero también por acontecimientos que se daban en otras partes del mundo como el Mayo francés o la Primavera de Praga en el ’68, y repercutían en ciudades como Belgrado (Serbia) o Zagreb (Croacia). Así y todo, prevaleció la idea de unidad de los pueblos eslavos con una posición clara frente al mundo bipolar de la posguerra. Croata que se formó políticamente en Serbia y que terminó falleciendo en el centro de Eslovenia, toda una metáfora de esa vocación PAN-Eslava de Tito que mantuvo imperturbable hasta su muerte en 1980

Se devoran entre ellos
Luego de la muerte de Josip Broz, en Yugoslavia hubo una presidencia compartida donde rotaban los países que presidian la Federación, sí estaban en un cumple pero fue la forma de mantener la unidad durante una década más. En este punto se ve el error más importante de Tito, que fue no formar y darle rosca a la figura de un sucesor

Con la caída del muro de Berlín (1991) devino un periodo de guerras que terminó desmembrando a la Federación. Casi al unísono se dieron las declaraciones de independencia de Eslovenia y Croacia. La primera consiguió su independencia en tan sólo diez días y esto es porque Serbia (y Montenegro) decidió concentrar sus fuerzas contra lo que sería una guerra más complicada con Croacia. En Eslovenia había una homogenización identitaria, mientras que en tierras croatas había una buena concentración de serbios. Sin guerra de por medio, en 1991 se da la independencia de Macedonia, ¿Por qué sin guerra? Se estima que Serbia entendía que un enfrentamiento por ese territorio podría dar como resultado un enfrentamiento de gran escala a sabiendas de que Turquía, Albania, Grecia y Bulgaria estaban al acecho. Entre 1992 y 1995 se dan las sangrientas guerras de Serbia y Bosnia, pero también se da la Guerra Croata-Bosnia. Esta última fue una guerra entre el Estado bosnio y la comunidad croata-bosnia con apoyo de Croacia, a la vez que se daba la guerra por la independencia bosnia contra Serbia. Lo cual demuestra la amplitud de la fragmentación que se venía materializando.

Entre 1995 y 1998 ponele que la paz reinó, pero volvieron a volar tiros con el intento de independencia de la región autónoma de Kosovo al sur de Serbia. Duró un año y medio, y la independencia no fue reconocida por todo el mundo (+100 países no reconocen esta independencia). Entre los países destacados están Rusia que alega la posibilidad de una ola de regiones independentistas que debilitarían a los Estado-Nación, España juega la misma carta pero mira de reojo la cuestión Catalana y Vasca, China, buena parte de América, Asia y África también acompañan el rechazo.

Si bien los conflictos territoriales fueron y vinieron, el último gran acontecimiento fue la separación de Montenegro y Serbia en el año 2006, luego de un referéndum. Previamente la Unión Europea había comunicado que reconocería la independencia si el Sí ganaba por más del 55%, el Sí terminó ganando por el 55,4%. La independencia se declaró el 3 de junio, a dos días del comienzo de la Copa del Mundo que se disputó en Alemania, de ese equipo de 22 jugadores sólo uno era montenegrino (un dato de color che, para cortar un poco).


Años más tarde…

Una vez que se bajaron las armas cada país empezó a caminar y tuvieron diferentes desempeños económicos. En el caso de Eslovenia, que históricamente fue la “joyita”, acentuó esa característica y por amplio margen logró tener muy buenos resultados en comparación a sus excoterráneos. Podemos ser benévolos con Croacia, pero el resto de los países balcánicos tiene un desempeño económico muy pobre pelean los últimos puestos del ranking europeo.

Pero hay otro aspecto que sobresale aún más y es el ingreso de la OTAN y Rusia en tierras balcánicas, logrando tener una influencia considerable sobre los gobiernos de los “nuevos” países. En el caso de la OTAN el ingreso lo hace en las guerras yugoslavas de los 90s, pero luego institucionaliza esa nueva relación con el ingreso de Eslovenia (2004), Croacia (2009), Montenegro (2017) y Macedonia del Norte (2020) a la Organización Transatlántica. Además construyó una base aérea en Bosnia y una base en Kosovo. El único país que no se incorpora a la OTAN es Serbia pero por obvias razones: cuenta con el apoyo de Vladimir.

Este domingo fueron las elecciones parlamentarias en Montenegro, para que se comprenda la importancia del resultado es importante tirar algunos datos (Jorge Suspenso). Montenegro y Serbia tienen una influencia muy grande de la iglesia cristiana ortodoxa (cada país tiene su propia iglesia ortodoxa), fueron los últimos países en separarse y el componente serbio en los montenegrinos es muy alto (se estima que 1/3 de los montenegrinos se consideran serbios). En diciembre del año pasado (2019) el gobierno de Montenegro aprobó una ley en la cual se autorizaba al Estado a confiscar propiedades de la Iglesia Ortodoxa Serbia en suelo montenegrino en los casos donde no se logren comprobar que son propiedades históricas. Desde ya, esto despertó la furia de la Iglesia Ortodoxa serbia tanto en Montenegro como en Serbia, y los gobiernos tensionaron las relaciones. Ahora sí, este domingo se llevaron a cabo las elecciones parlamentarias en Montenegro y el oficialismo logró una victoria pero con sabor a derrota (34%/32%), y esto es porque al parecer no lograría la mayoría necesaria para continuar en el poder (todavía no está definido como se conformarán las coaliciones). Este resultado desató festejos en Serbia, sí en Serbia, lo cual denota no sólo la importancia de la grieta Pro-Europeos vs Pro-Rusos, sino también lo gravitante que fue el tema de las iglesias ortodoxas en estas elecciones. De hecho, el nivel de participación llegó a un histórico 75% y en buena parte se explica por la militancia de los sacerdotes serbios.

En definitiva, la desunión de los pueblos eslavos del sur trajo aparejado la intromisión de las grandes potencias. Resulta contrafáctico elucubrar otro escenario con la Yugoslavia de Tito en pie, lo que si se volvieron ciertas son las palabras de este viejo Mariscal que profesaba situaciones complejas en un escenario atomizado, y hay quienes se atreven a decir que sus últimas palabras fueron: “Es con todos”.

Bueno hasta acá hemos llegado, si te quedaste manija del viejo Tito te dejó este registro fílmico maravilloso. Nos volvemos a encontrar en dos semanas, estoy pensando si cruzarme el Adriático y meterme de lleno en la bota europea o irme para el Gigante Persa, veremos que sale.
 

Cristopher Cardarelli

Lic. Ciencia Política (UNLaM). Bostero de la corriente Riquelmista, bilardista heterodoxo. "El Padrino" es la mejor saga de la historia, no me importa nada. Y siempre las patas en la fuente . Si te gustó el artículo podes invitarme un cafecito , también podes hacer un pequeño aporte a la revista aquí

/gualicadarelli /gualicadarelli
@CCarda_ @CCarda_
¿Querés que esta info te llegue siempre? Dale click al botón de abajo y suscribite a este Newsletter. Si te gustó lo que leíste, podés compartirlo con tus amigos
Suscribite!
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Website
Website
Instagram
Instagram
Share Share
Tweet Tweet
Forward Forward
Copyright © 2020 Revista Primera Generación, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by Mailchimp