Copy
Ver este email en un navegador

 
14/02/2021
¡Hola ! ¿Cómo estás? Espero que hayas empezado muy bien este nuevo año y hayas recargado energías. Nosotres nos tomamos muy en serio las vacaciones porque este 2021 la agenda de RELIF colapsa de actividades que esperamos que te gusten. Yo estuve durmiendo más horas de las que sean, probablemente, saludables y pensando en qué decirte en este servicio lingüístico dominical. Son muchos los ejes que van a atravesar el 2021 de RELIF pero vamos a arrancar con uno muy importante: mujeres lingüistas. 

UN PROBLEMA REPRESENTACIONAL

6 minutos de lectura

¿Te preguntaste alguna vez por qué no aparecían mujeres cuando leíste Breve historia de la lingüística de Robert Robins en alguna cursada de Lingüística? ¿No formaban parte de la historia de la disciplina o sus voces simplemente no aparecían por razones deliberadas?

La historia de las mujeres lingüistas puede ser descrita de muchas maneras aunque un término adecuado podría ser invisible.


Mujeres lingüistas

El jueves de esta semana se celebró el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia promulgado recién en el año 2015 con el objetivo de lograr un acceso y una participación equitativa de las mujeres y niñas en la ciencia y recordando que las mujeres desempeñamos un rol fundamental dentro de la comunidad científica. 

El Centro de Estudios del Lenguaje en Sociedad (CELES) llevó a cabo una iniciativa vía Twitter con el fin de homenajear y visibilizar los trabajos de las mujeres lingüistas argentinas que contó con una gran participación por parte de la comunidad lingüística. Nosotres participamos colaborando con frases de Ángela Di Tullio, Berta Vidal de Battini y María Mare y encima ganamos un premio. 

Esta visibilización es sumamente importante ya que según Científicas de Acá, en Argentina son prácticamente la misma cantidad de hombres y mujeres quienes hacen ciencia pero en Wikipedia hay cuatro veces más biografías de científicos hombres que de mujeres

¿Será que acaso las mujeres lingüistas actuales somos tontas y no sabemos editar nuestra propia entrada de Wikipedia? ¿Es que acaso las mujeres lingüistas de siglos pasados eran tan vagas que no podían reclamar su propio capítulo en un libro? Acompañame a leer esta injusta historia:
 

Un archipiélago sumergido

Los manuales de historia de la lingüística constituyen un objeto de estudio casi ineludible en nuestra formación académica a pesar de que no cause pudor que, prácticamente, ninguna mujer aparezca en ellos. Por ejemplo, en el Lexicon grammaticorum de Harro Stammerjohann publicado en 1996, las contribuciones femeninas a la lingüística especulativa y prescriptiva de tradición occidental se limitan a veinte entradas sobre mil quinientas. En su versión actual de 2009, se agregan solo veinticuatro entradas más de mujeres sobre quinientos nuevos artículos. Otros volúmenes sobre historia de la lingüística (e.g., Robins 1997; Seuren 2004; Allan 2007) presentan una narrativa basada íntegramente en los hombres más influyentes en el área. 

Si entendemos a la lingüística como el estudio científico del lenguaje es probable que no encontremos trabajos publicados por mujeres hasta 1965 en Estados Unidos y 1970 en Europa debido a razones históricas como el acceso desigual a la educación formal a lo largo de los siglos. Hagamos un poco de historia.

En la Antigüedad, la enseñanza del latín y del griego, por ejemplo, fue preservada para los hombres durante mucho tiempo dado que este estudio permitía ponerse en contacto con los antiguos y, por lo tanto, prepararse para la vida pública. Dado que las mujeres no tenían ningún rol público, su educación permaneció fundamentalmente práctica. 

Durante el Renacimiento, fueron pocos los hombres (Erasmo, Juan Luis Vives y Enrique Cornelio Agrippa) quienes no se opusieron a la enseñanza del latín para mujeres. Posteriormente, en la Modernidad Temprana, solo algunas mujeres pudieron acceder a tutores privados quienes les enseñaron habilidades lingüísticas tales como mantener una conversación educada.

No obstante, las habilidades lingüísticas femeninas no estuvieron exentas de críticas ya que el uso del lenguaje era descrito como defectuoso; esto se atribuía a que el entrenamiento lingüístico era inadecuado o existían limitaciones intelectuales innatas. Las mujeres éramos consideradas menos creativas y más conservadoras léxicamente. Asimismo, la especificidad de la lengua femenina podía hallarse en el uso frecuente de la hipotaxis en vez de la parataxis que conducía a la producción de oraciones no terminadas debido a la imposibilidad de controlar nuestros pensamientos. Sí, así como leen. 

Siglo más tarde, fue el conocido lingüista Otto Jespersen en su libro Language, its Nature, Development and Origin de 1922 quien rectificó este punto sobre el lenguaje de las mujeres sosteniendo que “los hombres ciertamente con gran justicia objetarán que existe peligro en que el lenguaje se vuelva lánguido e insípido si siempre queremos contentarnos con las expresiones de las mujeres [...] Los hombres, por lo tanto, se convierten en los jefes renovadores del lenguaje”.
 

 Ilustración de los distintos tiempos y modos del francés en Petites causeries sur la grammaire française de Élisabeth de Foüan. 
 

A pesar de las consideraciones realizadas acerca del lenguaje de las mujeres por parte de los hombres, durante la década de los ‘70 comenzó a haber un auge por los estudios de género que condujo a investigaciones sobre el lenguaje de las mujeres como las realizadas por Robin Lakoff en 1975 con su libro Language and Woman’s Place. Unos años más tarde, aparecieron investigaciones centradas sobre el lenguaje contra las mujeres (Man Made Language de 1980 por Dale Spender) y estudios a cerca del sexismo o análisis del discurso desde una perspectiva feminista. 
 

Naturaleza frívola e inestable

Centrándonos en las mujeres lingüistas del español, aparece la figura de la reina Isabel I de Castilla (o Isabel la Católica) quien no únicamente reinó cuando Cristobal Colón llegó a América sino que también estaba muy interesada en la educación cultural y lingüística de las mujeres. Ella fue la encargada de encargarle a Antonio de Nebrija la Gramática de la lengua castellana en 1492. Por si fuera poco, fue Isabel I quien también solicitó a Alonso de Palencia el Universal vocabulario en latín y en romance. Y, además, quien le sugirió a Nebrija que publicara su Introductiones latinae acompañado con una traducción al español para que “las mugeres religiosas y vírgenes dedicadas a Dios, sin participación de varones pudiesen conocer algo de la lengua latina” (Nebrija 1773). 
 


Isabel I de Castilla

 

María Luisa Calero Vaquera señala que, sin embargo, las mujeres de esa época constantemente eran discriminadas debido a su injustificado supuesto estatus de inferioridad. 

Una de las respuestas que aparece contra estas acusaciones es la figura de las puellae doctae, mujeres quienes durante los siglos XV y XVI recibieron educación filológica y científica. Por un lado, una de las figuras más importantes es Beatriz Galindo quien se dedicó al estudio de la cultura y las lenguas clásicas y fue tutora de Isabel I. Por otro lado, Juana de Contreras fue conocida por mantener un intercambio epistolar polémico en 1504 con su maestro, Lucio Marineo Sículo, debido a que él no le dejaba romper las reglas de la gramática del latín y hacerse llamar a sí misma heroína (en vez de herois que era la forma correcta). Te trae recuerdos de un debate actual, ¿no? 

Si lo anterior te pareció polémico, ¿sabías que se sugiere que Francisca de Nebrija -hija de Antonio de Nebrija- ayudó a su padre a elaborar el primer borrador de la Gramática? Fue considerada “tan docta en la gramática, que se dice supliá á su padre en sus ausencias en la cátedra de Alcalá”. Desafortunadamente, debido a que la modestia era una virtud deseable en las mujeres, Francisca de Nebrija prendió fuego todos sus poemas y traducciones antes de su muerte. 
 


Francisca de Nebrija

 

Durante casi 200 años de historia, las mujeres lingüistas estuvieron invisibilizadas y fueron excluidas de instituciones académicas como la Real Academia Española fundada en 1713 que excepcionalmente otorgó una membresía a María Isidra Guzmán y de la Cerda -la primera mujer de España que obtuvo un doctorado-. Las razones para esta exclusión estaban fundadas en cuestiones morales y se alegaba que la presencia de las mujeres traería caos a las instituciones debido a la naturaleza frívola e inestable del género femenino.

Recién durante el siglo XX cuando se permite paulatinamente el ingreso de las mujeres a la universidad aparecen mujeres lingüistas algo más valoradas como María Goyri quien fue, injustamente, más conocida como “la esposa de Ramón Ménendez Pidal” a pesar de que sus trabajos sobre el Romancero fueron una contribución invaluable para los estudios de su marido.

En Argentina, algunos años después, nacen dos de las figuras más importantes para el área: Berta Vidal de Battini quien es pionera en escribir una de las obras más importantes sobre la variación lingüística del país y cuya fecha de nacimiento fue votada para representar el Día de les lingüistas y Ana María Barrenechea quien realizó estudios sobre dialectología y norma culta y presidió la Asociación Internacional de Hispanistas. 

Sobre lingüistas argentinas, va a haber un newsletter otro día porque merecen un lugar especial. Por si no sabías, en 2019 desde RELIF realizamos un Wikitón que tuvo como objetivo la creación de seis entradas en Wikipedia para visibilizar el trabajo de Beatriz Lavandera, Berta Vidal de Battini, Emma Gregores, Mabel Manacorda de Rosetti, Norma Carricaburo y Perla Golbert.

Me despido no sin antes invitarte a reflexionar sobre qué significa ser una científica que estudia el lenguaje, cuáles son los estereotipos que debemos enfrentar y qué es esta falsa épica construida alrededor nuestro. Para pensar juntes.

Te dejo con un hilo de Twitter escrito por la investigadora Paula Salerno sobre los discursos reinantes sobre qué significa ser científica. Me voy con esta cita: “la mayor institución estatal dedicada a la ciencia en Argentina [CONICET] no logra captar cómo trabajamos las científicas argentinas, qué desigualdades tenemos que enfrentar y cuáles son nuestros objetivos como colectivo. La condescendencia y la meritocracia no son respuestas válidas para la desigualdad de género. Se acordaron de la conmemoración y se olvidaron de nosotras”.

Si te intesa leer el tema podés leer más información en las siguientes fuentes que consulté:
  • Ayres-Bennet, W. & Sanson, H. (2020). Woman in the History of Linguistics. New York: Oxford University Press.
  • Bulnes, A. (2019). "Las olvidades mujeres lingüistas hispanoamericanas". Archiletras. Disponible acá.
  • Pons Rodriguez, L. (2018). "Queridas lingüistas". El País. Disponible acá.

OTROS LINKS LINGÜÍSTICOS


1. ¿Cómo se investiga la escritura? por Federico Navarro.

2. Réquiem por un "cuyo" por Elena Álvarez Mellado.

3. Por qué es cada vez más difícil concentrarse en la lectura por Juan Bonnin.

4. Nuevo dossier sobre lenguaje inclusivo de la revista Cuarenta Naipes.

5. ¿Culpable? La forma de hablar y de escribir delata: qué hacen y qué buscan les lingüistas forenses.

6. El guaraní tendrá su primer diccionario monolingüe

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

📌Pedido de contribuciones
XIX Congreso internacional de la ALFAL 
XV International Symposium of Psycholinguistics 2021

  The Birmingham Lectures - Language Structure and Language Use
¿Por qué muere una lengua? Día internacional de la lengua materna
Conversatorio: El derecho a entender. El problema de los receptores diferenciados y el lenguaje claro

📌Call for papers

Llamado de artículos para Pragmática Sociocultural

Esto es todo por hoy. La semana que viene nos volvemos a encontrar virtualmente para compartir las últimas novedades lingüísticas. 

¡Que estés muy bien!

Colaborá con nosotres
Conocé nuestras actividades
Compartinos tu evento o experimento
Mirá todos nuestros Newsletter anteriores
Twitter
Facebook
Instagram
YouTube
Website
Email
Medium
Recibiste este correo porque sos parte de RELIF.
Reenviale este newsletter a un lingüista amigue que quieras mucho y decile que se suscriba.






This email was sent to nicolas.a.arellano@gmail.com
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
RELIF · ------ · Ciudad Autónoma de Buenos Aires, CABA 1607 · Argentina

Email Marketing Powered by Mailchimp